Sistema de boletaje en fase de pruebas

Con la finalidad de verificar el funcionamiento del sistema de boletaje de las paradas del Tranvía de Cuenca, el miércoles 20 de febrero se efectuó una prueba involucrando a personas con diferentes tipos de discapacidad.

El principal objetivo de esta actividad fue comprobar si el sistema de escritura braille, utilizado por personas con discapacidad visual, instalado en las máquinas expendedoras de boletos es el adecuado y sobre todo funcional, al igual que el sistema de audio que facilita el uso de los dispositivos a las personas con discapacidad auditiva.

En esta actividad participaron también personas con discapacidad física, quienes comprobaron que la altura de las máquinas, el método de compra de tickets y el acceso a las estaciones sea el correcto.

Carolina Ormaza, directora técnica de la Unidad Operadora del Tranvía comentó que este tipo de ejercicios continuarán en espacios diferentes, tales como las paradas con andén central pues es necesario que las personas con cualquier tipo de discapacidad conozcan e identifiquen los elementos instalados en las mismas.

Recordó que a lo largo de toda la ruta, incluidas las estaciones se instalaron los adoquines podotáctiles que se convierten en una guía para el transitar de las personas con discapacidad visual.

Por su parte, Rafael Auquilla, miembro de la Unidad de Educación Especial de Jóvenes y Adultos No Videntes, destacó este tipo de pruebas y aclaró que al tratarse de un sistema nuevo en la ciudad la familiarización será paulatina.

Las personas realizaron todo el proceso para la compra de tickets, tanto con dinero físico como con tarjetas, su recomendación fue incluir escritura braille en la pantalla y aumentar el sistema de audio de las máquinas.